No se ha encontrado esa anécdota.
Igual, tenemos varias mejores!